Tener 1.600 amigos en Facebook y sentirse solo, un problema que está en nuestras manos

Con las redes sociales pasa algo muy curioso: estamos más conectados que nunca, permitiéndonos mantener la relación con la prima que vive en Cuenca o nuestra pareja, que se ha ido de Erasmus. Del mismo modo, gracias a los grupos de WhatsApp puedes organizar cualquier evento con tus amigos, estéis donde estéis. La información y los cotilleos llegan al momento. Pero sorprendentemente esta saturación de interacciones virtuales suelen tener un sorprendente efecto colateral: sentirnos solos, a pesar de tener millones de amigos en las redes sociales.

A caballo entre tecnología y psicología queremos repasar cómo afrontamos este mundo en el que vivimos y cómo mantener los pies en el suelo con unos avances que pueden hacernos muy felices si los gestionamos bien, llevarnos a la frustración más absoluta.

¿Son tus amigos de verdad?

Twitter, Instagram, Facebook… cada vez hay más redes sociales y cada una de ellas nació con una función, aunque se empeñen en acapararlas todas para que te quedes más tiempo. Por su parte, la red que hizo famoso a Mark Zuckerberg tiene como objetivo crear una comunidad con aquellas personas que conoces: familiares, amigos, conocidos, compañeros de trabajo y de estudios, etc. De este modo, es muy fácil estar al corriente de sus vidas e intercambiar unas frases de cortesía.

Da igual que tengas 1.600 amigos en Facebook, en realidad no tienes ni la décima parte

Da igual que Facebook tenga más de mil millones de usuarios activos, según Urban Tecno, solo hay 4 tipos de perfiles: los cotillas, los egocéntricos, los que usan Facebook como escaparate profesional y finalmente los que construyen relaciones. Pero ojo, las relaciones las construyes y mantienes con gente que ya conoces, y siempre teniendo en cuenta que sirven para mantener el contacto de una relación real que transcurre en la vida real.

¿Y cuántos amigos puedes tener en la vida? No, no hagas memoria. Para resolver esta cuestión Robin Dunbar elaboró un estudio que culminó con el número de Dunbar: solo 150 a lo largo de nuestra vida, como puedes leer en The Guardian. Todo lo demás es paja.

Así que quizás sea momento de hacer limpieza. Al fin y al cabo, las personas inteligentes prefieren tener menos amigos, pero de calidad.

Cuida tus relaciones (las de verdad)

Internet y la tecnología nos permite estar conectados a la gente que queremos, pero estas relaciones se alimentan con tiempo y experiencias de calidad. Por mucho que hables todos los días con alguien por WhatsApp o le des al “Me gusta”, si no os veis en años, la relación está abocada a morir.

Así que sí: tu amigo agradecerá tus likes, pero seguramente apreciará mucho más que le ayudes con la mudanza o que te vayas al cine a ver esa película que tanto le gusta.

Haz nuevos amigos

Pero el punto anterior también tiene un lado bueno: en las redes sociales también podemos hacer amigos. Desde aquel usuario simpático que siempre tiene un GIF en la punta de los dedos a ese otro con el que mantenemos arduos debates. Quizás eran completos desconocidos, amigos de amigos, conocidos lejanos o simplemente os habéis conocido en torno a algo que os apasiona.

Perfecto. Quizás os lleváis cada vez mejor y no tiene pinta de ser un Hannibal Lecter en potencia. Muy bien, ¿por qué no aprovecháis y tomáis un café la próxima vez que estéis cerca? ¿por qué no os juntáis en el próximo evento que seguís fervientemente? Puede ser el próximo Mobile World Congress o un derbi futbolero. Facebook te permite mantener tus amistades, pero también cultivar otras buenas.

Disfruta tu soledad

¿Y qué pasa si apagas la pantalla de tu ordenador y estás solo? Puedes ir al cine, dar un paseo, leer o jugar a la videoconsola. Las redes sociales y la sobreexposición nos han generado esa especie de necesidad que nos hace no poder soportar estar solos, como si todas las actividades de nuestra vida deberían ser dignas de ser inmortalizadas y subidas a Facebook o tuviéramos que vivir como si de un episodio de Friends se tratase.

No idealicemos las actividades cotidianas ni la amistad. No todos los amigos valen para todo y quizás el amigo que es ideal para salir de fiesta no lo sea tanto para ayudarte a superar una ruptura. No está mal estar solo y disfrutar de la tranquilidad que da ser tú mismo el que elige. Estar solo te abre un mundo de posibilidades para viajar o reinventarte sin tener que dar explicaciones. No eres ni mejor ni peor.

La entrada Tener 1.600 amigos en Facebook y sentirse solo, un problema que está en nuestras manos aparece primero en Voltaico.

Vía Voltaico » Feed http://ift.tt/2I7kYYU

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s