La disputa legal entre Bumble y Tinder crece con nuevas acusaciones

La disputa legal entre Bumble y Tinder crece con nuevas acusaciones

Bumble ha respondido la demanda de Match Group de marzo pasado y ahora la acusa de haber obtenido secretos comerciales durante sus conversaciones de adquisición el año pasado.

La relación entre Tinder y Bumble sigue sin hacer "match". La disputa legal entre ambas aplicaciones de citas ha comenzado un nuevo capítulo en su relación de desamor este jueves. Bumble ha dado una respuesta a la demanda que recibió por parte de Match Group, dueña de Tinder, el pasado mes de marzo.

Para entender cómo llegaron a este punto, hay que regresar al principio. Todo comenzó en agosto del año pasado, cuando Match Group, propietaria de diversas apps de citas como OkCupid, PlentyOfFish y Tinder, comenzó conversaciones con Bumble para adquirirla por 450 millones de dólares. Meses después, Bumble terminó rechazando la oferta en noviembre porque no le pareció que era lo que valía. Era la segunda vez que Match Group intentó comprar a Bumble.

Del amor al odio hay sólo una denuncia

En marzo del 2018, Match Group demandó a Bumble por infringir dos de sus patentes, una sobre el diseño de la característica de Tinder de deslizar a la derecha para hacer "match" o a la izquierda para descartar y otra sobre la interfaz gráfica. También acusó a dos ejecutivos de Bumble, Chris Gulczynski y Sarah Mick, que anteriormente habían trabajado en Tinder, de haber robado información confidencial sobre características propuestas para la app de citas, como permitir a los usuarios retroceder si accidentalmente se les va un "match".

En respuesta, Bumble denunció dos semanas más tarde ese mismo mes de marzo a Match Group. En su querella, afirmó que la demanda era un intento de ahuyentar a otros inversores desacreditando a la empresa y que su oferta de adquisición había interferido deliberadamente con sus operaciones de negocio**. Por tanto, pidió una indemnización de 400 millones de dólares por daños. Además, publicó una carta abierta acusando a Match Group de querer intimidarla.

"Esta demanda es una respuesta petulante y meritoria a nuestras reclamaciones de patentes y secretos comerciales. La semana pasada, Bumble afirmó que nuestra queja no tenía fundamento y que no los afectará, y esta semana afirman que está ‘enfriando’ la venta de su compañía. También afirman sorprendentemente que nuestras patentes emitidas por la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de los Estados Unidos son ‘falsas’. Obviamente creemos que su demanda no tiene fundamento y esperamos demostrarlo en los tribunales", declaró un portavoz de Match Group en un comunicado enviado a Recode a finales de marzo.

El nuevo capítulo

En la respuesta que ha dado Bumble este jueves, afirma que las acusaciones de la denuncia de marzo son inválidas dado que las patentes en cuestión son abstractas y, por tanto, pide que sea desestimada la querella. Además, ahora alega que Match Group obtuvo fraudulentamente secretos comerciales durante sus conversaciones de adquisición.

"Bumble ha respondido formalmente a la demanda de Match desde marzo de 2018 alegando violación de patente y apropiación indebida de secretos comerciales. Creemos que todas las reclamaciones carecen de fundamento, y estamos buscando que se desestimen varias reclamaciones de inmediato, dada su falta de mérito",

Como se mencionó anteriormente, este fue un intento escasamente disimulado por parte de Match para interferir con el crecimiento de Bumble, ya que Bumble continúa tomando acciones de Tinder, y para asustar a posibles pretendientes para que Match pueda adquirir Bumble por debajo del valor de mercado. También demuestra un intento de Match de monopolizar la práctica de hacer conexiones reales y significativas. Match no inventó el mundo de las citas; los hombres y especialmente las mujeres en todas partes merecen la oportunidad de conectarse con quienes quieren, en sus términos, y Bumble continuará defendiendo a nuestros usuarios y nuestros valores mientras llevamos esta batalla a los tribunales.

Los frentes legales contra Tinder

Recordemos que Bumble fue fundada en el 2011 por su CEO Whitney Wolfe, una de las cofundadoras de Tinder. En el 2014, demandó a Tinder y su dueña InterActiveCorp (IAC) por acoso sexual. El conflicto se resolvió con un millón de dólares a favor de la ejecutiva.

IAC y Match Group también enfrentan otra demanda. A mediados de agosto pasado, un grupo de 10 fundadores, ejecutivos y ex empleados de Tinder las acusaron de supuestamente infravalorar a la app de citas para evitar pagarles lo debido. Como compensación están pidiendo al menos 2 mil millones de dólares.

Curiosamente, después de haber acusado a Bumble de robarle sus características, Tinder ha puesto a prueba en la India la función "My Move". Al activarla, las mujeres son las únicas que pueden dar inicio a una conversación, al estilo de la característica más destacada de Bumble. De hecho, Mandy Ginsberg, CEO de Match Group, ya había adelantado desde febrero pasado que la app de citas agregaría esta función en su próxima actualización.

Así que la disputa legal entre estas aplicaciones de citas podría encontrar un nuevo frente.

Vía Hipertextual https://ift.tt/2zAMls5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s