‘Daredevil’, tercera temporada: extraordinaria y brutal

‘Daredevil’, tercera temporada: extraordinaria y brutal

La tercera temporada de Daredevil fue estrenada recientemente en la plataforma de Netflix y esto es lo que nos ha parecido. Reseña sin spoilers.

Desde su primera temporada Daredevil nos sorprendió. La adaptación de este peculiar superhéroes de Marvel funcionó de tal forma que pronto conquistó a un gran público. Y aunque en la segunda entrega las cosas no fueron igual, en su nueva temporada demuestra que se trata de un show sorprendente, emocionante, con los mejores elementos que una serie televisiva de superhéroes puede tener.

A estas alturas no es noticia que el villano de la serie, Wilson Fisk —aka Kinping—, regresaría en esta temporada. Incluso en los adelantos lo pudimos ver con su icónico traje blanco de los cómics. Desde entonces sabíamos que su regreso no sería a medias tintas, y no estábamos equivocados. Este grandioso villano es demoledor y aplasta a todos con engañosa sutileza e imparable brutalidad. Sin duda estamos ante un Fisk impresionante —con una grandiosa interpretación del actor Vincent D’Onofrio— que nos mantendrá temerosos por todos los personajes que toca y destruye.

Pero un gran villano no funciona igual si su contraparte no está a la altura —y viceversa—, la buena noticia es que Matt Murdock / Daredevil lo está. Nuestro héroe tiene grandes conflictos internos que lo hacen un personaje —aun más— rico y complejo. Pero lo de Matt no es un simple conflicto moral por su doble vida, es un laberinto oscuro y solitario por el cual debe transitar para madurar como persona, como superhéroe y sin destruirse así mismo en el proceso.

Es precisamente la complejidad de Matt y de Fisk, así como de todos los personajes que son presentados, lo que hace de esta tercera temporada una entrega sorprendente y verosímil. Además, la estructura de los capítulos se disfruta muchísimo; los episodios cumplen como partes de una serie televisiva y no se limitan a ser una larga narración que fue dividida por cuestiones de tiempo. No. Cada capítulo tiene su tratamiento, su toque particular y claro, su propio clímax y resolución que forman una historia dramática y llena de acción.

Otro acierto de la tercera temporada de Daredevil es darnos a conocer más sobre el pasado y la vida que rodea a cada personaje, sobre todo de los principales como el propio Matt pero también de Karen y Foggy. Conocer más de ellos los hace más complejos pero también más vulnerables y esto es maravilloso. Además, los nuevos personajes como el agente del FBI, Nadeem (Jay Ali) y Ben "Dex" Poindexter (Wilson Bethel) son presentados sin prisas, con bastante tiempo en pantalla pero con una intención narrativa muy clara e interesante. Con todo esto los creadores de la serie juegan con nuestra empatía, cómo no, y hacen que las acciones de Fisk sean mucho más despiadadas y terribles.

Por otro lado, la historia de esta entrega nos muestra lo mejor de la amistad entre Matt Murdock, Karen Page y Foggy Nelson —y otros personajes—. Ellos se dan cuenta de que si bien separados se evitan muchos conflictos, juntos brillan y se fortalecen. Se dan cuenta de que los amigos son esos espejos en donde nos vemos sin filtros y que por eso muchas veces los evitamos y los rechazamos. Descubrir y vencer estos demonios es lo que hacen las grandes amistades, y estos tres amigos lo logran con creces, aunque no sin dolor. Lo mejor del asunto es que su camino a ello es un arco fantástico que disfrutamos y sufrimos a lo largo de la temporada.

Así pues esta entrega es imprescindible para todos los fans de Daredevil y un referente en las series de superhéroes en general, pues pone sobre la mesa un drama creíble, complejo, lleno de curvas y pozos oscuros, así como conflictos humanos tangibles como la soledad, la sed de poder, la culpa y muchos más que sin duda nos tocarán varias fibras. Con este intenso drama las escenas de acción toman otra dimensión, no se tratan golpes, disparos y agresiones porque sí o para tapar un guion pobre, por el contrario, las peleas son muchas veces una válvula de escape luego de tanto dolor, presión y angustia acumulada.

Así pues, aunque Netflix haya decidido terminar con Luke Cage, Iron Fist y, claro, The Defenders, sin duda se ha quedado con los shows que desde el principio nos llevaron a otro nivel, Jessica Jones y Daredevil, que con su tercera temporada demuestra que estamos ante un fabuloso título.

Daredevil se encuentra disponible para todos los suscriptores de Netflix.

Vía Hipertextual https://ift.tt/2z3oSOK

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s