Hacer las cosas con el teclado siempre es más rápido que con el ratón… y viceversa

Hacer las cosas con el teclado siempre es más rápido que con el ratón... y viceversa

Quieres salvar un documento en Word. ¿Qué haces? Puedes quitar la mano del teclado, llevarla al ratón, mover el puntero al menú de Archivo, y pinchar en Guardar. O puedes olvidar todo eso y simplemente usar el atajo de teclado dándole a Ctrl+G. ¿Qué es más rápido?

Evidentemente, el atajo de teclado. Este tipo de ejemplos hacen pensar que el teclado siempre va a ser más rápido que el ratón, pero esa conclusión solo se cumple si tenemos en cuenta algo importante.

El ratón lo cambió todo para el teclado

Douglas Engelbart nos mostró la magia del ratón en "la madre de todas las demos" en 1968, pero fue Apple la que realmente lo cambió todo con su Macintosh y la popularización de la interfaz de ventanas que se controlaba con ese dispositivo.

Ese invento hizo que el enfoque del teclado cambiase. El periférico que utilizábamos para hacerlo todo en un ordenador pasaba a un papel casi secundario con la interfaz gráfica en la que el ratón era absoluto protagonista.

Sin embargo los desarrolladores de esos sistemas operativos y aplicaciones con interfaz gráfica incorporaron desde el primer momento los atajos de teclado, combinaciones de teclas que hacían ciertas tareas frecuentes mucho más rápidas. Esos atajos tenían un problema: que había que memorizarlos.

Ya lo decían en Apple

Bruce Tognazzini fue el empleado número 66 de Apple, pero sobre todo es conocido por sus libros "Tog on Interface" y "Tog on Software Design". En el primero de esos libros contaba algo importante que ya había reflejado en una columna de agosto de 1989 de la revista AppleDirect:

Hemos invertido la bonita cantidad de 50 millones de dólares en investigación y desarrollo en la Interfaz Humana de Apple. Hemos descubierto, entre otras cosas, dos hechos pertinentes:

  • Los sujetos de las pruebas indicaron consistentemente que el teclado es más rápido que el ratón.
  • El cronometro demostró consistentemente que el ratón es más rápido que el teclado.

Esta contradicción entre la experiencia de usuario y la realidad aparentemente es la base de la creencia de muchos usuarios y desarrolladores de que el teclado es más rápido

Esa sensación seguro que os suena: muchos tenemos la idea de que el teclado siempre es más rápido, pero si nos cronometrásemos a la hora de hacer distintas acciones con ratón y teclado con nuestra rutina habitual, tardaríamos menos con el ratón. Eso, claro, a menos que nos aprendiésemos los atajos de teclado que abrevian todas esas operaciones.

Hpm Esquema del Human Processor Model. Fuente: Wikipedia

Varios han sido los estudios que han apoyado esta realidad, por ejemplo este estudio en PDF sobre la eficiencia del ratón y el teclado y hay diversos modelos (GOMS, HPM, KLM), y las empresas que desarrollan sistemas operativos y aplicaciones en las que la interfaz gráfica lo saben bien: una cosa son las sensaciones y otra la realidad.

Los atajos son fantásticos… si te los sabes

Para algunas tareas comunes o frecuentes esos atajos se han convertido ya en algo cotidiano y que los usuarios aprovechan de forma natural: copiar y pegar, abrir un nuevo archivo, guardar documentos, o deshacer son algunos de los más frecuentes y estándares en diversas aplicaciones.

Atajos

Para otros muchos atajos -y los hay a montones- el problema es que hay que memorizarlos. Si uno lo hace evidentemente el tiempo que gana al usarlos es enorme, pero no todos los atajos se usan con frecuencia, y no todas las acciones tienen un atajo asociado por defecto.

Aquí hay que destacar que muchas aplicaciones dan la opción de configurar nuevos atajos y hay utilidades como AutoHotkey para Windows (hay otras en otras plataformas) que permiten personalizar este apartado y crear nuevos atajos que automatizan todo tipo de acciones y accesos.

Sin embargo el problema sigue siendo el mismo: al final es necesario aprenderse esos atajos para luego aplicarlos, y ocurre que a menudo no utilizamos tan a menudo una opción como para memorizar ese atajo.

El debate viene de antiguo, y Jeff Atwood -cofundador de StackExchange y Discourse- ya hablaba de ello hace más de una década. Su conclusión es, creemos, especialmente razonable:

Durante mucho tiempo he sido un defensor de la computación a dos manos, utilizando al máximo tanto el teclado como el ratón. Eso es lo que son los atajos de teclado para mí. No estoy seguro de por qué esto siempre tiene que ser tratado como un combate a muerte entre el teclado y el ratón. Los atajos de teclado no sustituyen a mi ratón, sino que lo complementan.

Ese es un buen resumen, ¿no os parece?

También te recomendamos


El software del Lisa, el legendario (y fracasado) ordenador de Apple, volverá en 2018 gratis y en código abierto


Jugar con ratón y teclado en la Xbox One será una realidad, pero solo si los desarrolladores te dejan


Los juegos de consola que mejor se ven en PC


La noticia

Hacer las cosas con el teclado siempre es más rápido que con el ratón… y viceversa

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Pastor

.

Vía Xataka http://bit.ly/2G0xVVQ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s