La adicción a los videojuegos es ya oficialmente una enfermedad mental

dos niñas jugando

Atentos, amantes de las consolas, porque la adicción a los videojuegos es ya oficialmente considerada como una enfermedad. Así lo ha establecido la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha incluido este trastorno dentro de la undécima Revisión de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11), el instrumento fundamental para identificar tendencias y estadísticas de salud en todo el mundo, cuyo último borrador se hizo público en 2018.  La decisión, que fue ratificada por los 194 estados miembros de la entidad, entrará en vigor a partir de 2022.

La adicción no depende del número de horas frente a la pantalla, sino al descuido por parte del enfermo de aspectos como su higiene personal, alimentación u horas de sueño

¿Qué es la adicción a los videojuegos? Según la OMS, se trata de un patrón caracterizado por un control deficiente sobre el juego, ya sea online u offline, aumentando la prioridad otorgada al juego sobre otras actividades en la medida en que el juego tiene prioridad sobre otros intereses y actividades diarias, y la continuación o escalada del juego a pesar de la ocurrencia de consecuencias negativas. La organización ha incluido la enfermedad dentro de un subgrupo llamado «Desórdenes ocasionados por consumo de sustancias o comportamientos derivados de la adicción» en el que también se encuentran el alcoholismo, las apuestas y el consumo dependiente de cannabis.

Que no cunda el pánico: para padecer este desorden deben darse unas circunstancias específicas. Según la OMS, solo sufrirán este trastorno aquellos que, como consecuencia del uso de videojuegos, desatiendan aspectos relevantes de su vida, como la higiene personal, la alimentación o las amistades. Para ser considerados como enfermos mentales deberán repetir este comportamiento, además, durante al menos 12 meses.

Así lo han asegurado los expertos, como el médico estadounidense John Jiao, que, al hacerse pública la noticia, ha hecho una llamada a la calma en Twitter y alertado de que la adicción a los videojuegos no se mide por el número de horas frente a la pantalla, si no por factores como el abandono de los amigos, el trabajo o la familia por continuar con la partida.

En este sentido, el doctor Jiao asegura que existen personas que se dedican a probar videojuegos y que, pese a estar 12 horas al día frente a la pantalla, no padecen ninguna enfermedad porque no desatienden otros aspectos de su vida, siguen pagando sus facturas y teniendo vida social. No obstante, ha señalado, hay personas que aunque solo dediquen 4 horas al día al juego, sí podrían estar enganchados si han abandonado el cuidado de su vida diaria.

Una vez que ha quedado clara su definición, las naciones miembros de la OMS tendrán que contemplar el tratamiento y las medidas de prevención para la enfermedad. Además, su inclusión en la Clasificación Internacional de Enfermedades tendrá repercusiones legales y de seguros a nivel mundial, ya que las compañías de seguros y las instituciones médicas utilizan este índice como una guía para las enfermedades.

Acotar las características de la enfermedad es importante a la hora de conseguir un diagnóstico oficial para aquellas personas que, por no encajar en otros tipos de enfermedades mentales como la depresión, tienen más complicado que un seguro médico, al menos, en el caso norteamericano, les pague el correspondiente tratamiento.

Vía TreceBits – Redes Sociales y Tecnología http://bit.ly/2wx0kgB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s