Jamm, para hacer el trabajo remoto más simple, divertido y productivo

jamm

Ahora que el teletrabajo está en boca de todos, vale la pena compartir recursos que nos puedan ayudar a hacer que la experiencia sea más atractiva.

Hoy nos presentan Jamm, una plataforma creada por personas que trabajan como parte de equipos distribuidos globalmente y que siempre han deseado tener una experiencia de colaboración más espontánea, como si todos estuvieran sentados alrededor de un escritorio con una idea.

Cuenta con herramientas de voz, video, grabación, uso compartido de pantalla, pizarra, punteros compartidos… todo en una sola aplicación, lo que evita que tengamos que ir saltando de una herramienta a otra constantemente.

Entre las funciones que leemos en su web tenemos:

– Estar conectado con el equipo sin necesidad de estar «siempre activo»
– Comunicarnos a través de zonas horarias con historias de video o podcasts de video
– Agrupar ideas.
– Habilitar conversaciones casuales para temas que no estén relacionados directamente con el trabajo.
– Descubrir conversaciones con mayor presencia.
– Mejorar los flujos de trabajo existentes

Destaca el hecho de que las conversaciones casuales no se conviertan en eventos formales con invitaciones de calendario y URL de reuniones. Jamm facilita la celebración de conversaciones breves, siendo fácil conversar durante unos pocos minutos, sin tacharla de reunión.

Es muy importante tener en cuenta que se integra con Slack, por lo que no hay que cambiar de plataforma en este sentido. Los comandos de barra diagonal, los enlaces que se pueden compartir, el uso compartido de la pantalla y la pizarra… todo integrado con el flujo que ya usamos.

Jamm también facilita el envío de historias de video o la creación de podcasts de video para hacer presentaciones de proyectos, ayudando a que todos estén informados.

Está disponible para Windows y para Mac, pero ya indican que están trabajando en una versión Linux.

Podéis probarlo en jamm.app.

Instalando Jamm

AL instalarlo en Windows tuve primero que ignorar el aviso de «creador desconocido, no instales este programa». Una vez hecho me dio la posibilidad de identificarme con mi cuenta de Google, de Slack o con un email específico.

instalando Jamm

En mi caso decidí hacerlo con Slack para probar la integración con dicha plataforma. Estos fueron los permisos solicitados:

instalando Jamm

Una vez instalado, ya aparece en Slack como aplicación:

jamm

A partir de aquí ya podemos invitar a miembros (reconoce a los que tenemos en slack), crear sesiones de videoconferencia, chatear y demás funciones antes especificadas.

jamm

Una excelente solución de la que oiremos hablar mucho durante los próximos meses.

Vía Wwwhat’s new? https://ift.tt/2vfDQU5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s