El fascinante mundo de las plataformas petrolíferas: estructuras flotantes de 200.000 toneladas o 2.900 metros de profundidad

El fascinante mundo de las plataformas petrolíferas: estructuras flotantes de 200.000 toneladas o 2.900 metros de profundidad

La capacidad que tiene YouTube para hacerme divagar por su catálogo de vídeos nunca deja de sorprenderme. Empecé buscando cómo hacer bungee jumping desde el edificio más alto de Nueva Zelanda, pasé por listas de edificios gigantescos y acabé a las cuatro de la madrugada viendo titánicas plataformas petrolíferas en el Golfo de México, en Rusia y en el Ártico. Son fascinantes.

Edificios gigantescos como el Burj Khalifa o la Torre de Shanghai son alucinantes, por supuesto. Impresiona verlos desde todos los ángulos y también pensar en el coste de capital económico y humano que ha supuesto conseguir ponerlos en pie. Es como con las palas gigantescas de aerogeneradores, las megaconstrucciones de China.

Pero hay otro tipo de estructuras que, sin hacer mucho ruido, consiguen superar en tamaño y otros factores a estos rascacielos, las mastodónitcas plataformas de extracción de petróleo y gas. Y todo ello lidiando con las adversidades del océano. Tras pasarme horas dando paseos virtuales por ellas o viendo cómo se construyen, he recopilado cinco de las que más me han sorprendido.

Hibernia: a prueba de icebergs

Empezar con una plataforma petrolífera que es capaz de resistir impactos de icebergs de un millón de toneladas deja el listón alto. Es como fue diseñada Hibernia, aunque por suerte aún no ha tenido que hacer frente a ningún iceberg tan grande. Al estar ubicada en el Ártico canadiense, es fácil que icebergs que estén desplazándose lleguen hasta la plataforma. Su diseño está pensado no solamente para aguantar estos impactos sino también para destruir los icebergs. Por otro lado, constantemente se está vigilando los icebergs de la zona para desviar aquellos que puedan acercarse.

Hibernia

La plataforma tiene una capacidad para extraer 150.000 barriles de petróleo al día de las profundidades marítimas. En esta plataforma trabajan más de 180 personas y la estructura dispone de todo tipo de acomodaciones para estas personas que, literalmente, viven en Hibernia. Como suele ocurrir con este tipo de megaconstrucciones, se espera una amortización a largo plazo. Hibernia lleva extrayendo petróleo desde 1997 y tras más de dos décadas, se espera que siga operando entre 15 y 20 años más hasta agotar los recursos de la zona.

Hibernia En la base se puede apreciar la forma de estrella con puntas para romper los icebergs.

Petronius: más de 600 metros de "altura"

Petronius fue durante varios años la estructura más alta jamás construida por el ser humano. A no ser que nos pongamos tiquismiquis, claro. Según la organización CTBUH que regula este tipo de medidas, Petronius no cumple con sus requisitos. Primero porque es más estructura que edificio al no tener el 50% habitable. Segundo porque gran parte de la estructura estaba debajo del agua y no en la superficie. ¿Le quita eso mérito a Petronius? No lo creo.

Petronius

Petronius sólo tiene unos 75 metros de sus estructura por encima del nivel del mar. El resto está sumergido y le permite mantener estables las 43.000 toneladas de peso que tiene. Ubicada en el Golfo de México a unos 200 kilómetros de la costa estadounidense, su capacidad de extracción es de unos 50.000 barriles de petróleo diarios y 2 millones de metros cúbicos de gas natural.

Perdido: sacando petróleo a 2.450 metros de profundidad

Esta plataforma tiene el honor de ser la plataforma tipo spar más profunda del mundo. Funciona como una especie de boya, es flotante pero su enorme cilindro en el interior del agua la estabiliza para que se mantenga siempre en vertical. Bajo el agua llega a 2.450 metros de profundidad. Perdido extiende sus tuberías para extraer petróleo y gas natural de una red de pozos conectados entre sí que componen más de 40 kilómetros cuadrados en las profundidades del océano.

Perdido

Perdido se encuentra en el Golfo de México también, pero lo más interesante de todo es dónde fue construida, en Finlandia. Nada más y nada menos que 13.000 kilómetros tuvo que recorrer la plataforma hasta llegar a Texas, donde fue ensamblada para luego ser instalada en el Golfo de México. Sólo la hazaña del transporte duró 5 meses.

Berkut: 200.000 toneladas flotantes

Viajamos hasta Rusia para encontrar la plataforma Berkut, la más grande del mundo. Este mastodonte tiene un peso de más de 200.000 toneladas y se encuentra en la costa del Pacífico de Rusia. Similar a Hibernia, tuvo que ser diseñada para soportar las bajas temperaturas que se dan en la zona. Aseguran que soporta temperaturas de -44 ºC, olas de hasta 16 metros y formaciones de hielo de dos metros de grosor.

Berkut

Berkut es una paltaforma con estructura basada en la gravedad. Berkut está anclada en el fondo marino y solo su base tiene 52.000 metros cúbicos de hormigón. En la parte superior dispone de 105 metros de largo, 60 de ancho y 144 de altura.

Thunder Horse: 250.000 barriles de petróleo al día

Thunder Horse es la plataforma más grande de BP, tanto en tamaño superficial como en capacidad de extracción. Ubicada en el Golfo de México, Thunder Horse consigue máximas de 250.000 barriles de petróleo al día. 300 personas hacen que todo el complejo de 15.000 metros cuadrados en mitad del mar funcione cada día.

Thunder Horse es una plataforma semi-sumergible, por lo que ha sido transportada hasta el lugar donde se ha querido instalar y posteriormente se ha sumergido parte de ella en el agua. A día de hoy es la plataforma semi-sumergible más grande del mundo y también se encuentra en el Golfo de México. Una de las cosas más interesantes de Thunder Horse es que nos demuestra las tempestades (literalmente) a las que se enfrentan. En 2005 el huracán Denis la dañó lo suficiente como para sumergir parte de ella. La plataforma fue reparada en una semana y, seis meses después, el huracán Katrina pasó casi directamente por encima de ella, sin provocar daños.

Thunder Horse

Bola extra: Stones

Para finalizar, una plataforma petrolífera algo distinta, Stones. Stones es una plataforma perteneciente al grupo Shell y opera en el Golfo de México. Tiene el mérito de ser la plataforma más profunda de todas, con un alcance de 2.900 metros de profundidad (unos tres Burj Khalifa). Pero además de eso, es una plataforma petrolífera FPSO. Para que nos entendamos, un barco, uno grande y especial.

El Turritella (nombre que recibe el barco del proyecto Stones) es un buque cisterna que está anclado en la zona donde está actualmente extrayendo petróleo desde ocho pozos distintos. Por su diseño, Stones permite desconectar el barco de los tubos de extracción si se da una tormenta fuerte o los vientos son demasiado potentes. De este modo puede desplazarse a un sitio más tranquilo, esperar a que amaine la tormenta y volver. Stones extrae en su capacidad máxima unos 50.000 barriles de petróleo al día.


La noticia

El fascinante mundo de las plataformas petrolíferas: estructuras flotantes de 200.000 toneladas o 2.900 metros de profundidad

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Cristian Rus

.

Vía Xataka https://ift.tt/2UX8ZFR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s