Redacción SEO: 7 trucos para la redacción de contenidos SEO

Una de las máximas que más se han repetido en los últimos años en el mundo del Search Engine Optimization es: Content is King. Y es que, tras una era en la que los enlaces eran los auténticos protagonistas a la hora de mejorar el posicionamiento, Google fue cediendo poco a poco el trono al contenido.

Así pues, a la hora de llevar a cabo la optimización SEO de una página web, no solo basta con tener en cuenta los factores externos SEO Off Page -como el linkbuilding-, o los principales factores SEO On Page -desarrollo de estructura adecuada, enlazado interno, estructura de etiquetas o la optimización de Campos SEO, etc-. A día de hoy, para que una web corporativa o un ecommerce puedan tener posibilidades de posicionamiento en las SERPs de Google, es imprescindible publicar un contenido de calidad y útil para el usuario.

 

redaccion seo

 

Partiendo de dicha premisa, la redacción SEO cobra vital importancia. Podríamos decir que no vale cualquier tipo de contenido. Además de cumplir con unas reglas básicas de redacción para que el texto sea comprensible por el usuario y sin faltas de ortografía, un contenido optimizado para SEO implica tener en cuenta muchas otras pautas.

La gran cantidad de contenidos que se publican en Internet hace que cada vez sea más complicado que una web posicione en los primeros resultados. Sin embargo, sí hay ciertos trucos para la redacción de contenidos SEO que pueden ayudar a crecer online.

 

CONTENIDO DEL POST SOBRE REDACCIÓN SEO

 

¿Qué es la redacción SEO?

La redacción SEO es la acción de escribir contenidos optimizados para la web en relación a diversas técnicas que favorecen el posicionamiento en Internet. Teniendo en cuenta varias métricas SEO, se busca ocupar los primeros resultados en los motores de búsqueda como Google.

No sirve con escribir el contenido sin ningún tipo de pauta o estructura previa. Es necesario tener cierta base sobre qué se quiere contar, cómo se debe escribir y, sobre todo, de qué manera se tiene que estructurar el contenido.

¿Para qué sirve la redacción SEO?

La redacción SEO sirve para potenciar el posicionamiento en las SERPs de los motores de búsqueda, como hemos comentado, con el objetivo de aumentar el tráfico orgánico y obtener más presencia de marca online.

Sin embargo, hasta llegar a ese punto y convertirse en un portal web de referencia en un sector, es necesario recorrer un largo camino. Y es que, aunque la meta final sea escalar posiciones en el ranking de las SERPs hasta situarse en los primeros puestos y atraer más tráfico a la web para después convertirlo, el primer paso es ofrecer un contenido de calidad al usuario, generándole la confianza para volver a hacer clic y leer.

Así pues, una vez expuesta la importancia de la redacción SEO como uno de los pilares fundamentales de la optimización SEO On Page de cualquier dominio, es momento de conocer las claves y trucos para convertirte en todo un redactor SEO.

¿Cómo redactar SEO?

Una correcta redacción SEO no es muy diferente a la redacción a la que estamos habituados. No obstante, sí hay ciertos elementos y prácticas a tener en cuenta para que el texto descriptivo resultante sea óptimo y eficiente.

De la mano de nuestro equipo de Hiberus Search, unidad de Hiberus Digital experta en posicionamiento SEO, conocemos algunos trucos para la redacción de contenidos SEO.

Una de las primeras pautas que se deben tener en cuenta es que quien va a leer el post es una persona. Parece que la redacción SEO está destinada a complacer a los motores de búsqueda y cumplir con los estándares técnicos que marcan. Pero no es así.

No se debe olvidar que el usuario final va a ser una persona que quiere respuestas a sus dudas. Por eso, la redacción debe ser simple, natural y sencilla. No conviene darle muchas vueltas a un mismo tema, ya que el usuario va a buscar la respuesta a su pregunta y lo va a hacer de forma veloz. Una manera de ser claro y conciso con el contenido es utilizar el formato de pregunta-respuesta, donde la duda quede resuelta a continuación de forma directa.

Sin olvidar, por supuesto, una buena ortografía y la legibilidad óptima. En determinadas plataformas, como ocurre con WordPress, el módulo SEO, informa entre otras cosas de su la legibilidad es adecuada, por lo que se puede adecuar la redacción a las pautas marcadas.

  • Encontrar la palabra clave principal

Directamente ligado con el punto anterior, antes de comenzar a escribir y rellenar el espacio en blanco es imprescindible tener claro cuál es la búsqueda del usuario a la que queremos dar respuesta. Es decir, cuál va a ser la Keyword hacia la que vamos a orientar el contenido. Hay varias preguntas que podemos hacernos: ¿Cómo es la intención de búsqueda del usuario, transaccional o informativa?, ¿Para qué tipo de página de la web voy a redactar el contenido?, ¿Qué tipo de palabra tengo que escoger, head tail o long tail?

Conviene hacer un estudio previo de la situación, conocer la intención de búsqueda del usuario, realizar un análisis de palabras clave del sector y elegir cuál va a ser la keyword principal del post. Existen diversas herramientas que funcionan a modo de buscador de palabras clave con las que hacer este estudio previo de cara a una redacción optimizada.

De la misma manera, es importante tener en cuenta las variaciones de la palabra clave principal y utilizar sinónimos a lo largo del texto. Con esto, no solo se consigue una redacción SEO óptima, también facilita la expresión del texto por parte del usuario al no repetir tantas veces la misma palabra.

Una vez elegida, el contenido debe rondar entorno a ella, respondiendo a las preguntas que surjan a su alrededor. Incluirla en el párrafo principal es una buena manera de comenzar el post, facilitando que el usuario sepa de qué se va a hablar a modo de introducción.

parametros seo

Articular el contenido del post por bloques o secciones va a facilitar su lectura de forma natural. Introducir cada parte del artículo con un subtítulo no solo permite un descanso a la vista del usuario, también permite una optimización SEO del artículo sin mucho esfuerzo.

Estos subtítulos deben estar marcados con la etiqueta Hn correspondiente, realizando una jerarquía estructurada del post. La etiqueta H1 siempre debe coincidir con el título del post y la palabra clave del artículo debe incluirse lo más a la izquierda del título siempre que sea posible. Las etiquetas H2 son los destacados principales del artículo con variaciones de la palabra clave principal del post. En el caso de haber una tercera categoría de títulos en el contenido, como un listado, estarían marcados con la etiqueta H3. Así sucesivamente, para que la estructura del contenido quede clara en todo momento.

 

estructurar el contenido seo

 

Mientras que sólo puede haber un H1 para que la optimización sea adecuada, no es el caso de las etiquetas H2, H3, H4… Puede haber varios subtítulos marcados con estas etiquetas Hn, siempre y cuando la articulación quede clara, como estamos haciendo en este mismo artículo.

  • Evitar el contenido duplicado y la canibalización

Al realizar este estudio de palabras clave, hay que fijarse en que no existe en la estructura web un contenido previo que hable de lo mismo. De lo contrario, podría generar problemas de canibalización y que el posicionamiento de la web se vea afectado, ya que le estaríamos mostrando a Google dos páginas diferentes para una misma intención de búsqueda. Esto supondría competir contra uno mismo.

Una manera de evitar esta situación, es tener un calendario de publicaciones, donde se registre el contenido de la web, donde se estipule cuál es la palabra clave objetivo asociada a cada listado, ficha de producto o post. En un rápido vistazo previo, se podrá comprobar que no se ha escrito antes sobre un tema concreto, o que ya existe un post y no hace falta redactar uno nuevo y conviene editar el existente.

Igual de importante que no tener dos contenidos iguales o muy similares dentro del propio dominio, es evitar tomar el contenido copiado de otras páginas. Una de las claves de la redacción SEO es la originalidad del contenido, por lo que es vital diferenciar cada artículo para evitar que los motores de búsqueda penalicen por copiar el texto de otras páginas. Si de un tema existen ciertas lagunas a la hora de ponerse a redactar, está bien que exista una documentación previa, pero no el copia-pega de otros competidores.

No importa el tipo de estrategia SEO que siga una web, SEO local o SEO internacional, este punto es uno de los más importantes de cara a una buena optimización web. La generación de enlaces internos a la estructura de la web tiene varios beneficios ligados con la optimización SEO.

Por un lado, permite la retroalimentación de una web, ya que el usuario puede continuar navegando por ella al clicar en un enlace que aparece en un post. Por otro lado, potencia palabras clave siempre que se enlace con un anchor text optimizado.

¿Qué es un anchor text y cómo elegirlo? El anchor text es el texto ancla elegido para incluir un enlace dentro de un texto. Para saber qué texto utilizar como ancla, es importante tener en cuenta las palabras clave de la estructura de una web. Por eso, conviene tener un mapa web donde especificar qué palabra clave corresponde a cada página de la estructura y enlazar siempre a ellas con esas keywords relevantes.

En esta línea, y si el objetivo prioritario de la web es la mejora del posicionamiento SEO, conviene destacar la importancia de evitar enlazar con anchor text con los términos “aquí”, “este enlace” o contextuales, como “ya os contamos”, “anteriormente”. Hay que buscar la redacción SEO más adecuada para cada punto que potencie este enlazado interno. En el siguiente ejemplo, se muestra una forma correcta de hacerlo frente a una errónea:

 

cross“En el caso de utilizar la plataforma Drupal, como os contamos en este enlace una optimización correcta pasaría por utilizar módulos, con una buena estrategia y trabajo continuo en el sistema para permitir el crecimiento SEO.”

tick  “Una correcta optimización SEO en Drupal pasaría por utilizar módulos, con una buena estrategia y trabajo continuo en el sistema para permitir el crecimiento SEO.”

 

  • Adecuar la extensión del post

Es verdad que en las SERPs es posible encontrar desde contenidos de 100 palabras que funcionan muy bien hasta otros de 3.000 que también se han ganado la primera posición en el ranking. Al fin y al cabo, como hemos comentado, es imprescindible no perder de vista la intención de búsqueda del usuario y en función de esta, será posible extenderse más o menos de forma que redactemos un texto de forma natural, sin rellenar por rellenar.

No obstante, por regla general, el contenido más largo tiende a posicionar mejor. Convertirse en el portal web de referencia en un sector implica hablar sobre un tema con propiedad. Para eso, no vale con un pequeño artículo de 300 palabras. Una correcta redacción SEO implica que el artículo tenga una media de entre 750 y 1500 palabras, dando pie a explicar bien todo lo necesario de cara al usuario.

Ante los resultados de motores de búsqueda como Google, también es más positivo un artículo extenso frente a un post con información escasa y reducida. Más extensión equivale también a más posibilidades en cuanto a estructuración, ya que podrás hablar de varios puntos relacionados con un mismo tema en un único artículo muy completo con información de calidad.

Si el contenido es muy largo, conviene crear un índice al principio del artículo, permitiendo así una mejor estructuración del contenido y una legibilidad más cómoda para el usuario. Este índice, puede orquestarse mediante anclas, que permitan elegir qué parte del artículo leer sin necesidad de navegar por todo el post hasta encontrarlo, como hemos hecho en este artículo.

El aspecto visual de un contenido en la web también ayuda a fidelizar a un usuario cuando entra en una web en busca de un resultado específico. No obstante, para publicar imágenes en un post, no basta con subir las fotos sin ninguna optimización posterior.

Las imágenes en una web tienen distintos atributos que conviene completar, para permitir que sean una parte más de la estrategia de redacción SEO óptima. Nos referimos al título y la etiqueta ALT de la imagen, importantes para posicionar en los resultados de búsqueda de imágenes en los motores de búsqueda.

Antes de subir la imagen, también se debería llevar a cabo un proceso previo de guardado, incluyendo el término principal del artículo. Al buscar una imagen y guardarla en el ordenador, conviene hacerlo sin espacios, sin parámetros, como signos de exclamación o acentos, y con claridad. Por ejemplo, “consejos-redaccion-seo”.

Si bien el título de la foto en el gestor de contenido ofrece más margen de acción, el atributo ALT de la imagen debe seguir el mismo patrón. Un consejo para una optimización rápida y adecuada, es que el atributo ALT puede ser igual que el nombre elegido para guardar la imagen en el ordenador.

La redacción SEO parte de estos principios, por lo que, una vez escrito el artículo, conviene realizar una comprobación de que se han seguido estos puntos básicos para una optimización del contenido. El trabajo de nuestro equipo de Hiberus Search pasa, entre otros aspectos, por establecer una estrategia de contenidos con una redacción SEO adecuada para cada cliente. Si quieres que te ayudemos a optimizar tu web con una estrategia SEO de contenidos, no dudes en ponerte en contacto con Hiberus Digital

 

Periodista y Seo Analyst en el equipo Hiberus Search.

Vía Blog de Hiberus Tecnología https://ift.tt/34n9PRC

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s