¿Tienes un dispositivo doméstico inteligente? La OCU advierte del grave riesgo de ser hackeado

Los grandes avances en la tecnología a pequeña escala han provocado un boom de los dispositivos domésticos inteligentes. Una serie de aparatos que conectan diferentes puntos de un hogar, para poder ser controlados solo con la voz y mediante señales WiFi. Sin embargo, es en este crecimiento donde existe, también, un grave riesgo para la intimidad tal y como ha demostrado la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Las diferentes pruebas llevadas a cabo en España, Italia, Portugal y Bélgica por la OCU y las diferentes instituciones de Euroconsumers de estos países han demostrado que más del 60% de los dispositivos domésticos inteligentes tiene una vulnerabilidad “muy grave” o “crítica” ante el hackeo. Un serio problema para la información personal de sus usuarios, puesto que esto deja en muy mal lugar cómo los datos más íntimos pueden ser aprovechados por ciberdelincuentes para robos o extorsiones.

Una brecha de seguridad latente que dejan las nuevas tecnologías y por lo que se recomienda siempre acudir a marcas de confianza y que ofrecen la máxima garantía de no ser vulnerables. En concreto, para el estudio se analizaron timbres, cerraduras, monitores para bebés, aspiradoras robot, routers WiFi, sistemas de alarma, procesadores de alimentos y juguetes sexuales, encontrándose hasta 54 fallos de seguridad en todos ellos.

Las marcas más conocidas tampoco escapan de la crítica por los innumerables fallos

Por todo ello, la OCU señala a los dispositivos baratos que se suelen adquirir por plataformas como Amazon o AliExpress, cuya vulnerabilidad es mayor. Sin embargo, también se han detectado fallos que facilitan el pirateo en marcas conocidas como Samsung (con su Smart TV Samsung QE55Q60T), Motorola (en el monitor para bebés Comfort Connect 85) o TP-Link (en el router Archer AX73).

Falta de comunicación encriptada, credenciales de seguridad débiles, mala programación o hackeo fácil se contraseñas o cámaras son las deficiencias más encontradas por lo que se pide responsabilidad a los fabricantes. “OCU considera estos resultados alarmantes y añade que es responsabilidad de los fabricantes hacer más para asegurar que los objetos son seguros antes de ponerlos en el mercado”, ha señalado la institución.

La OCU pide una seria reforma sobre la Ley Europea de Ciberseguridad con varios puntos clave

De la misma forma, la OCU se compromete a impulsar acciones para conseguir un marco normativo que garantice la seguridad de los dispositivos que los usuarios tienen en sus hogares, así como se confía en que la Ley Europea de Ciberseguridad. Actualmente en preparación, es necesario que esta “aborde las deficiencias de seguridad detectadas en los dispositivos conectados y se garantice el derecho del consumidor a la información correcta y a la reparación en caso de abusos”.

Consejos para mejorar la seguridad

Utilizar contraseñas seguras y diferentes según cada aparato.

Cambiar el nombre de la red wifi, asegurándote sobre todo de ocultar el nombre del fabricante del router. 

Usar la verificación en dos pasos. Consiste en introducir, además de una contraseña, un código enviado por email o SMS.

Mantener los dispositivos actualizados, tener el software o el firmware al día significa que siempre contarás con la seguridad más reciente.

Apagar los dispositivos si no los usas.

Evita comprar dispositivos conectados baratos, se fabrican en masa y sin preocupación por la seguridad.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Vía elEconomista tecnologia https://ift.tt/2Y7PgHw

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s